Brisca

La Brisca es uno de los juegos de cartas españolas y tradicionales más extendidos en España. Pertenece a la familia del Tute y su origen lo encontramos probablemente en el juego francés Brusquembille del siglo XVIII. La Brisca se juega con la baraja española y el objetivo principal es conseguir más puntos que tu adversario. Este juego sigue una serie de sencillas reglas, lo que lo convierte en un juego apto para todos los públicos.

Si nunca has jugado a la Brisca y quieres aprender, en este artículo vamos a contarte todos sus secretos. A continuación, te explicamos las reglas de la Brisca, así como el valor de sus cartas o cómo ganar a tus contrincantes con algunos pequeños consejos. Sin más preámbulos, empezamos con lo interesante.

MEJORES CASINOS ONLINE

Reglas de la Brisca

brisca

La Brisca es un juego con unas reglas muy sencillas de entender. Pueden jugar de 2 a 4 personas, las rondas son rápidas y se utilizan 40 o 48 cartas según la modalidad. Se puede jugar individualmente o en parejas. Antes de empezar a describir la dinámica de juego, es muy importante saber el valor de las cartas:

  • El As es la carta con más valor con 11 puntos.
  • El 3 vale 10 puntos. Tanto a esta como el As, se le denominan como Brisca.
  • La Sota vale 2 puntos.
  • El caballo, 3 puntos.
  • El rey vale 4 puntos.
  • Las cartas 2, 4, 5, 6 y 7 no tienen valor alguno, sea del palo que sea.

Una vez sabemos el valor de las cartas, vamos a ver cómo transcurre una partida de Brisca:

  1. Se baraja y se reparten 3 cartas bocabajo a cada jugador. Las restantes se quedan en el mazo central de donde se irá robando. La última carta se pone bocarriba bajo el mazo de tal manera que quede visible. El palo de esta será “el triunfo”, es decir, es el palo con más fuerza de la ronda.
  2. El jugador de la derecha al que ha repartido empieza a tirar carta. En cada baza las cartas se enfrentarán en valor una con la otra. El jugador que lance la carta con mayor valor se lleva la baza.
  3. Las cartas que sean del palo del triunfo tienen más valor que cualquier otra en la Brisca, independientemente de su número real. Por ejemplo, si el triunfo es copas y sacamos un 2 y el contrincante saca un as de espadas, nuestra carta gana porque es del palo correcto.
  4. En el caso que se enfrenten cartas de palo distinto al del triunfo, se tendrá en cuenta el palo de salida. Es decir, el jugador que lanza primero marca el palo de la baza, y será el que mande a no ser que se lance una o varias cartas de triunfo.
  5. El jugador que gana la baza recoge las cartas lanzadas y se las guarda para contar los puntos al finalizar la ronda. Estas cartas no se vuelven a lanzar. Inmediatamente todos los jugadores cogen una carta del mazo para volver a tener 3 en la mano. El jugador que gana la baza tira primero.
  6. Las bazas se suceden de esta manera hasta que se acaban todas las cartas, incluida la que estaba bocarriba. Tras agotarse las cartas, se pasa al recuento de puntos de cada jugador. El que más tiene, gana. En caso de empate, gana el que más número de cartas tenga.

Al principio de cada partida de Brisca se decidirá el número de rondas que se necesitan para ganar la partida. Se suele jugar a tres, cinco o siete partidas.

Dificultad de la Brisca

Jugar a la Brisca es bastante fácil. Sus reglas son muy sencillas de aprender, ya que no tiene excepciones complejas como otros juegos populares. Es de ámbito familiar, por lo que incluso los niños pueden jugar. Tras varias rondas de juego la dinámica de la Brisca está asimilada y es fácil empezar a hacer estrategias para llevarse la victoria.

La dificultad reside en saber que cartas pueden quedar y cómo jugar las que te van tocando. Es un juego en el que la intuición tiene mucho que ver, pero también la probabilidad y la memoria. Si eres capaz de recordar las cartas que ya han salido tendrás más posibilidades de ganar. En definitiva, es un juego sencillo y divertido que puede llegar a ser muy competitivo si los jugadores tienen experiencia.

Trucos para jugar a la Brisca

El mayor truco para jugar a la Brisca es usar la lógica, la probabilidad y la memoria. Es un juego de cartas también psicológico y de estrategia. Estos son algunos consejos que puedes aplicar durante tus partidas:

  • Siempre que te sea posible guarda las cartas de triunfo para lanzarlas cuando haya más puntos en juego.
  • Utiliza las cartas que no tengan valor para echarlas cuando no tengas posibilidades de ganar la baza.
  • Si juegas a la Brisca en parejas y tu compañero ha lanzado una buena carta, puedes optar por lanzar una carta mala.
  • Es muy habitual tener señas para indicar la jugada que estás realizando a tu compañero.
  • En las últimas bazas se suelen tirar las cartas con más valor, intenta guardarte algunas para entonces.
  • Si eres capaz de memorizar las cartas que ya han salido, podrás tener una ventaja considerable en la Brisca frente a tus oponentes.
  • El último en jugar siempre tiene ventaja frente a los demás, calcula los puntos que te puedes llevar y si vale la pena lanzar tu mejor carta.
  • Puedes calcular los puntos que llevas mentalmente, así también como los de tus oponentes.

Otros juegos de baraja española

Compartir este artículo:

  • facebook logo
  • twitter logo
  • linkedin logo

30-11-2020